EL DEDAL DEL TIEMPO

Si, si, si señores ya estamos aquí para ofrecerles el tiempo de la próxima quincena al estilo más casto y puro del leones.

Hemos mirado hacia el cielo chupado el dedo índice y cerrado los ojos para ver con cuanta fuerza viene el aire y como, con esta técnica ancestral, él leones más sabio adivina el tiempo de la semana.

Y es que Febrerico el loco nos va a poner muu locos, nada más sacar el dedo nos lo ha congelado de la forma más sabia.

Al parecer los caminantes blancos seguirán intentando abrirse paso hasta el 4 de febrero más o menos, pero los leoneses lo tenemos todo bajo control, ellos no tienen huevos los tienen congelados.

Desde el martes cinco al sábado nueve lo mismo tenemos que sacar el sombrero de paja y ponernos al retestero del sol con palillo en boca y arremangar los pantalones hasta las rodillas pa’ ir cogiendo un poco de color, que a lo mismo mientras estamos en pleno gustazo tenemos que sacar la canoa del garaje y dejarla atada en la puerta en plan de huida.

Nuestra recomendación es que os arremanguéis los pantalones y os pongáis el sombrero encima de la canoa, así ni el agua os joderá la sagrada siesta.

Lo mejor va a ser el día de San Valentín, lo mismo nieva, que llueve, que graniza, que hace sol que cualquier cosa. Febrero es así lleno de sorpresas así que hemos ideado el traje apropiado para el día de san Valentín estar preparado ante cualquier situación y el tiempo no os pille en bragas o tanga.

Para los pies os aconsejamos unas las zapatillas de cuadros de toda la vida y unas buenas madreñas que no atollan en la nieve ni resbalan con el agua.

Como pantalones la recomendación son unos marianos de toda la vida, encima los de pana y encima de los de pana el mono que asi si llueve no pasa el agua y si apedrea no notas las piedras.

En la parte de arriba completamos con la camisa de felpa interior de tirantes de toda la vida, otra camisa más de cuadros de leñador, un jersey de lana de los que pica verde militar a ser posible y secundamos con el mono a medio cerrar, pa’ que cree sexapil.

Una zamarra de las gordas como abrigo, de esas que casi no te puedas ni doblar, así el aire tampoco podrá contigo y no te llevará pa’ ningún sitio.

Como complementos no puede faltar la famosa boina leonesa de toda la vida con el pitorrin pa’ arriba, palillo en boca pa’ entrar de bar en bar a tomar el tinto y no pasarse tirando palillos al suelo que eso es de mala educación y pa’ guardar la peseta el morral cruzado y el bocata de chorizo por si la cena no sale todo lo mejor posible tengas pa’ darle un mordisco a la parienta.

Este es nuestro pronostico quincenal para Febrerico.